Llamadas a la acción: cómo crear CTAs imposibles de resistir

¿Alguna vez te has inscrito en un servicio de suscripción en línea (Netflix, Spotify, lo que sea) o has descargado un recurso gratuito de algún lugar?

Bueno, tu «acción» fue el resultado de una llamada a la acción efectiva. Estos botones aparentemente sencillos son una parte integral del conjunto de herramientas de una marca, y pueden ser la diferencia entre convertir un cliente potencial y perder un cliente potencial.

Según Small Business Trends, alrededor del 70% de las pequeñas empresas no tienen CTA en sus sitios web. Si eres parte de esta mayoría, es hora de que actualices tu sitio web  aprendiendo los fundamentos de crear un buen llamado a la acción.

Y aunque crear CTAs de alta conversión no es precisamente ciencia espacial, harán falta algunas pruebas y un poco de psicología básica para que tus usuarios no puedan resistirse a ellos.

 

¿Cómo escribir una poderosa llamada a la acción?

 

Puedes simplemente diseñar un botón con la etiqueta «Registrarse», «Comprar ahora» o «Haz clic aquí». Claro, transmite el mensaje, pero piensa cuántas veces has visto esos botones y has hecho clic para realizar lo que te piden.

A la gente no le gusta que simplemente se le «ordene» hacer algo. Quieren un incentivo para hacer clic, una respuesta a «¿Qué hay para mí?». Además, una buena llamada a la acción crea una sensación de urgencia en la mente del lector sin sonar agresivo.

Para escribir un CTA convincente, lo primero que debes hacer es definir tu objetivo. Quieres:

 

  • ¿Obtener más suscripciones a tu Newsletter?
  • ¿Aumentar la retención de tus usuarios?
  • ¿Conseguir que más personas compartan tu contenido?
  • ¿Aumentar las ventas?

 

En resumen, debes encontrar una respuesta clara a la pregunta «¿Qué quiero que haga mi audiencia a continuación?». Cuando termines de definir esta respuesta, es hora de crear tu CTA atendiendo a las siguientes indicaciones.

 

Diseña un CTA llamativo

 

Tu botón de CTA debe destacar con respecto al resto de la página. Usar un color de contraste con fuentes relativamente grandes es un buen truco. Trata de hacer coincidir el color del botón con el logotipo de tu empresa, y deja que el resto de la página haga de fondo para conseguir ese contraste.

Además, el uso de animaciones sutiles, como efectos de desplazamiento, sombras y demás  también son buenas ideas.

 

Sé conciso

 

No escribas oraciones completas dentro del botón. En su lugar, usa frases cortas de no más de cinco palabras.

 

Incita un sentido de urgencia

 

Si corresponde, desarrolla un sentido de urgencia y desencadena el temor a la pérdida (FOMO) en la mente del lector escribiendo frases como «Solo quedan X puntos» o un temporizador de cuenta regresiva que muestra que la oferta expirará pronto.

Usa la narrativa en primera persona escribiendo algo como «Dame la guía gratuita», ya que la respuesta negativa sería algo así como «No, gracias. Soy ya un experto».

 

Evita palabras que puedan causar fricción

 

Palabras como «Comprar» y «Enviar» dan una impresión al lector de que tienen que renunciar a algo. Obviamente, dudarían cuando se les pidiera directamente que se separaran de su dinero o dirección de correo electrónico. Es mejor evitar tales palabras y usar alternativas de baja fricción, como “Lo quiero” o “¡Vamos allá!”.

 

Tranquiliza a tus usuarios

 

Nuevamente, si corresponde, haz saber al lector que no tiene nada que perder al completar la acción. Por ejemplo, aclara que pueden cancelar la suscripción en cualquier momento u obtener un reembolso completo si no están satisfechos con el producto. Frases como «No se requiere tarjeta de crédito» y «Cancela en cualquier momento» pueden convencer a los lectores que están al borde de dar el paso.

Sigue estas indicaciones para crear irresistibles llamadas a la acción que tus clientes potenciales no podrán rechazar.