¿Traductores automáticos o traductores profesionales?

La traducción actualmente es altamente necesaria ya que estamos en un mundo globalizado y esto se refleja mucho en el mundo digital. Cada día, Google Translate traduce más de 143 mil millones de palabras diarias en 100 combinaciones diferentes. Sin lugar a dudas, el mundo digital domina por completo y exitosamente el mundo físico: no existen traductores humanos suficientes en el mundo ni recursos económicos para suplir esas necesidades.

Los traductores online están marcando un cambio muy importante en el mundo digital. Estos traductores, aunque antes parecían algo a nivel de usuario y de lo que no hay que fiarse demasiado, hoy en día han mejorado bastante ya que los vocabularios han ido creciendo y se han ido adaptando a los contextos de textos, frases y expresiones. Incluso hay quien sustituiría los traductores humanos por aquellos automáticos. Sin embargo, no se pueden utilizar para todo ya que es muy fácil caer en ambigüedades.

Si tienes una web y quieres que esta esté traducida en varios idiomas debes siempre asegurarte de que las traducciones sean correctas porque de lo contrario, tu posicionamiento SEO se verá perjudicado. Calcula bien las prioridades y necesidades de tu web y cual es la mejor opción (contar con varios idiomas, contar con un traductor online, con el traductor de Google, etc). ¿Qué es mejor, un traductor profesional o uno automático?

Ventajas e inconvenientes

Para saber esto solo hay que hacer un pequeño análisis de las ventajas y los inconvenientes de las dos cosas. Las herramientas online son rápidas y casi siempre gratuitas. Además con casi todas las herramientas online puedes contar con muchos idiomas o incluso con todos. Los inconvenientes que tienen estos traductores es que estás confiando tu trabajo a una máquina, que puede hacerlo bien, pero tampoco puedes saberlo con exactitud si el traductor ha entendido el contexto o, de lo contrario, habrán ambigüedades en la traducción.

Uno de los inconvenientes que encontramos en la mayoría de los traductores digitales es que la mayoría de ellos son demasiado literales y no se actualizan a los neologismos o expresiones culturales y sociales que utilizamos y son novedosos. Esto ocurre por ejemplo con los coloquialismos. Hay expresiones y frases hechas que utilizamos en español pero en inglés, si se traducen literalmente no tendrán el mismo sentido. Si contáramos con un traductor profesional, una persona capacitada para ello, la traducción será mucho más precisa y acertada.

En conclusión, está claro que los traductores profesionales siempre harán un trabajo mucho mejor y más acertado pero no todo el mundo puede contar con el trabajo de un traductor. Pero también es cierto que los traductores online son mucho más económicos, tienen muchas más opciones y tienen esa ventaja de lo instantáneo. Por esa razón, calcula las necesidades de tu web para decidir con cual quieres contar.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *