¿Está listo para la “economía bajo demanda”?

A medida que los consumidores disfrutan de lo que la economía de “compra bajo demanda” tiene para ofrecer, más empresas se están subiendo al carro para sacar provecho de esta tendencia. El sector se encuentra en una clara trayectoria ascendente, y no se trata solo de nuevas empresas emprendedoras. Las marcas establecidas se están viendo obligadas a replantear sus propios modelos de negocio.

Los próximos años habrá una explosión de servicios automatizados que ofrecen lo que los clientes desean, cuando lo desean y donde lo desean. El futuro se definirá por la personalización masiva a escala y, si bien esto beneficiará enormemente a los clientes, plantea algunas preguntas importantes para las marcas. A saber, ¿cómo puede captar clientes si ya no es propietario de un punto de venta?

 

Nos desplazamos hacia una mentalidad bajo demanda

 

El sector de la alimentación ya ha visto un cambio de unos pocos establecimientos grandes a un mayor número de tiendas locales que venden productos adaptados a su vecindario, y más recientemente a pedidos y entregas en línea.

Ahora, piense en una compañía que vende productos de limpieza para el hogar y que se basa en las principales tiendas de comestibles como su principal canal de distribución. Las tiendas más pequeñas tienen menos espacio en los estantes para la publicidad y menos margen para los productos en exhibición. Y la entrega a domicilio elimina completamente ese hándicap, lo que significa que su modelo actual pronto se volverá obsoleto.

Eso no quiere decir que todos nos quedemos sentados en casa o trabajando a partir de ahora, esperando recibir cientos de paquetes de atención personalizados por correo. Sin embargo, las empresas están buscando más formas de inspirar lealtad y ser más motivadas por la experiencia.

Esta será la clave para tener éxito en una economía bajo demanda. En palabras del CEO de Adobe, Shantanu Narayen, “Se trata de operar su negocio con una mentalidad de suscripción, sabiendo que los clientes pueden elegir renovar o cancelar en cualquier momento con cada clic”.

 

Transformando las formas de trabajar

 

Distintas empresas pueden tener modelos de negocios muy diferentes, pero un hilo común los vincula: un compromiso inquebrantable de crear experiencias personalizadas para cada cliente.

La respuesta no será necesariamente entregar sus productos o servicios en una base de suscripción, pero una “mentalidad de suscripción” será el mantra de todas las empresas exitosas en un mercado bajo demanda.

Vivimos en un mundo donde las personas pueden acceder a lo que quieren cuando lo desean, y las empresas ya están empezando a avanzar anticipando nuestras necesidades incluso antes de que pidamos algo. A medida que el equilibrio de poder continúa cambiando a los clientes, las compañías deben actuar rápidamente o correr el riesgo de volverse obsoletas en un mundo automatizado y bajo demanda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *